Consumer Tips

Escuche a su corazón: Cinco cambios que le pide

Escuche a su corazón: Cinco cambios que le pide



(BPT) - Gloria perdió a su padre por un derrame cerebral y, consciente de que su familia tiene factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, a los 61 años no se sienta a esperar más malas noticias: ¡que le quiten lo bailado!

“Mi papá murió de un derrame y tengo hermanos que padecen de presión arterial alta”, dice Gloria. “Estoy constantemente recordándoles que tienen que hacer ejercicios y cuidarse con su dieta”.

La preocupación de Gloria está justificada pues en su familia hay diabetes, presión arterial alta y colesterol alto, todos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, que incluyen enfermedades del corazón y derrame cerebral, y han sido una de las principales causas de muerte entre los hispanos en Estados Unidos por décadas. Sólo en el 2015, estas causaron la muerte de 50.089 hispanos.

Gloria, bailarina de ballet y flamenco, ahora enseña en su iglesia danza folklórica de su nativa Nicaragua. Ella ha visto de cerca el peso de las enfermedades cardiovasculares en su comunidad y por eso se dedica a la promoción de la salud y de una vida activa.

Febrero, cuando celebramos el día de San Valentín, el amor y la amistad, es también el Mes Americano del Corazón. No, no es coincidencia. Es una oportunidad ideal para que escuchemos la verdad del corazón y, sobre todo, cómo conservarlo saludable.

“Los hispanos y latinos están desproporcionadamente afectados por la diabetes, el sobrepeso y la obesidad que son factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares”, dice el doctor David C. Goff, director de la División de Ciencias Cardiovasculares del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés). “Otros factores también les impactan como presión arterial y colesterol altos, fumar y un estilo de vida sedentario”.

“Existe tratamiento para las enfermedades cardiovasculares. Pero, y esto es muy importante, estas se pueden prevenir si hacemos algunos cambios para reducir nuestro riesgo, como parar de fumar y mantenerse activo”, dice el doctor Goff.

Estudios han demostrado que cambios pequeños y realistas contribuyen a reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares y llevar un estilo de vida más saludable.

Además de parar de fumar, aquí van cinco cambios recomendados por el NHLBI.

1. Haga una cita con su médico. Vaya al médico para identificar sus factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y tomar medidas para controlarlos.

2. Use más hierbas y especias en vez de sal para darle buen sabor a la comida. Cocine en casa más a menudo. Tendrá más control sobre los ingredientes que use y podrá preparar comidas saludables.

3. Llene la mitad de su plato con frutas y vegetales. Coma las frutas completas y una variedad de vegetales.

4. Ojo con el tamaño de las porciones. Si come fuera, comparta la mitad de la comida con un amigo o pida que se la empaquen para llevar.

5. Muévase más. Empiece una rutina de ejercicios caminando 10 minutos un par de días a la semana. Baile en su sala al ritmo de su música preferida. Propóngase llegar hasta un mínimo de 30 minutos de actividad física moderada a intensa cinco veces a la semana.

Esto es solo el comienzo. Piense que es un compromiso de por vida con su corazón y con su familia, por la salud de todos.

El NHLBI, parte de los Institutos Nacionales de Salud, estudia y financia la investigación de las enfermedades cardiovasculares desde hace más de 50 años y gracias a eso se han salvado innúmeras vidas. En la actualidad, el NHLBI está realizando el Estudio sobre la Salud de la Comunidad Hispana, la mayor investigación a largo plazo sobre la salud y las enfermedades de los hispanos y latinos que viven en los Estados Unidos.

“Las investigaciones apoyadas por el NHLBI han ayudado a los médicos a identificar factores de riesgo y promover la prevención. También han cambiado cómo los médicos diagnostican, evalúan y tratan las enfermedades cardiovasculares en cada paciente”, dice el doctor Goff.

Para Gloria, bailar no es un cambio, ni un sacrificio. Es su clave para un corazón saludable. “Mi familia dirá ‘ah, esta vieja bailando por ahí’”, se ríe Gloria. Pero hay una cosa que ella tiene muy clara: “Yo quiero ver a mis nietos crecer”.

Visite la página web del NHLBI para más información sobre cambios de estilo de vida para mejorar la salud cardiovascular. En la página Materiales del Programa de The Heart Truth(R) encontrará más recursos.



]]>