Consumer Tips

Cinco hábitos nuevos para tener éxito en los propósitos del Año Nuevo



(BPT) - Ha llegado de nuevo el momento de formular los propósitos para el Año Nuevo. Independiente de que si haya cumplido o no su promesa de hacer más ejercicios, comer menos, dejar de fumar o controlar su enfermedad crónica en el año anterior, el año nuevo es una oportunidad de hacer nuevos compromisos perdurables. Si no tuvo éxito en el cumplimiento de los propósitos del año pasado, es fácil que esos fracasos le impidan progresar. Probablemente no le fue mejor debido a su falta de voluntad o autocontrol. Sin embargo, podría existir un obstáculo más profundo entre usted y sus objetivos.

La conducta es uno de los factores más importantes que determinan si podremos disfrutar una vida más larga y saludable. Según los resultados de un análisis reciente, la conducta humana forma parte de casi el 40 por ciento de los riesgos asociados a las muertes prematuras y evitables en los Estados Unidos. Una nueva iniciativa conocida como Programa de ciencias de los cambios de conducta (SOBC) y financiada por los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos (National Institutes of Health, NIH) está juntando a científicos del país para crear métodos que revelen cómo y por qué adoptamos y mantenemos conductas saludables.

“Cada año millones de personas se fijan metas, pero muy pocas son capaces de cumplirlas. Lo que la mayoría no comprende es que el cambio de conducta nos resulta difícil, y es casi imposible si no conocemos los procesos subyacentes que determinan el éxito,” afirma el Dr. Donald Edmondson, PhD, MPH, director del Centro de Información y Coordinación de la Red de Investigaciones SOBC de los NIH, y profesor adjunto del Centro Médico de la Universidad de Columbia. “El éxito está en comprender esos impulsores subyacentes del cambio conductual, y hacer que funcionen a nuestro favor.”

Entonces, ¿cómo le ayudará lo anterior para mantenerse en el camino al cumplimiento de sus propósitos del Año Nuevo? Como el Año Nuevo es sinónimo de transformar en nuevos los viejos hábitos, considere cambiar algunos de los suyos por otros diferentes:

Conciencia plena

La conciencia plena no es solamente la respiración de yoga y los murmullos de “Ommmm.” Es un método diferente con respecto a su vida cotidiana. En practicando la conciencia plena le da la oportunidad de estar más presente en el momento, y detenerse y pensar antes de actuar. Si su resolución del Año Nuevo es controlar su tensión arterial, la conciencia plena podría serle útil, pues le permite evaluar mejor los factores estresantes y decidir como responder (o no responder) en la forma que mantenga el nivel normal de su tensión arterial.

Pensamiento orientado al futuro

¿Qué almorzaría hoy, una hamburguesa con queso o una ensalada? ¿Desearía retroceder en el tiempo y cambiar por ensaladas todas las hamburguesas que ha comido? Tomar decisiones que no son saludables hoy podría ser un obstáculo para una buena salud en el futuro. Pensar en los acontecimientos positivos del futuro puede eliminar la tendencia de dar valor a las gratificaciones inmediatas pero más pequeñas en vez de los triunfos más importantes del futuro. Evaluando sus decisiones en términos de impacto a corto y a largo plazo de su salud es una forma potente de unir sus acciones de hoy con su visión de su vida mañana.

Supervisarse a sí mismo

¡Es imposible cambiar lo que no vemos! En el agitado mundo actual, la práctica de supervisarse uno mismo evita recaer en los viejos hábitos los cuales no eran saludables. Búsquese un seguidor de actividades para ver si está realizando realmente la actividad física que se prometió a sí mismo. Si padece de diabetes, verifique sus niveles de azúcar en sangre. Y cuando deje de cumplir una meta por un día, piense en formas de hacerlo mejor mañana. Y cuando la cumpla ese día, ¡celébrelo!

Reaccione ante el estrés en sus relaciones sentimentales

En ocasiones, las dificultades que puedan presentarse en sus relaciones cercanos pueden interferir en la toma de decisiones saludables. Por ejemplo, después de una discusión con su pareja, un paseo por la tarde reducirá el estrés de forma tan eficaz como podría hacerlo si bebe una botella de vino o si fuma un cigarrillo. ¡Y a la larga, usted mismo se agradecerá por tomar una decisión tan razonable!

Estar al tanto de su estrés

Debemos reconocer que no hay manera de evitar el estrés. Y mientras más estresados estemos, más arduo será mantenernos fieles a los buenos hábitos. ¿Tiene dificultades para sentirse mejor cuando está estresado? ¿O se recupera rápidamente y elimina el estrés con facilidad? ¿Deja que las cosas se acumulan con el paso del tiempo? Prestar atención a sus respuestas diarios al estrés, e identificar los factores desencadenantes pueden ayudarle navegar las situaciones complicadas para mantenerse enfocado en sus propósitos.



]]>